“Antes de la conversación me sentía con desconfianza, un poco confundido, pero con ganas de encontrar esas herramientas personales que me puedan permitir cumplir lo que uno se plantea…

Cuando te contacte a vos me “comí la cabeza” de cómo era pero después dije, bueno… va a fluir, voy a dejar que sea como salga y vivir el momento.”